SEGUIDORES DEL BLOG

sábado, 25 de abril de 2009

Pintura: A veces son tan temibles

Ensayo del pintor.
De la serie:
Obra Pintada, Obra Escrita
Tú me miras con tu ojo rojo, detrás de los anteojos azules. Yo te miro para observarte y descubrir tu pensamiento pop. No se que decirte..., pero no me quedaré callado mientras me miras y te miro, mi cuadro.

Trozos de vidrios rotos brillan, la luna resplandece en tus ojos y un sonido -parece haber un sonido- un aire atraviesa la casa donde tú, el cuadro de ella, cuelga en la pared blanca de a veces tan temibles.

Los logros formales, de amoldarte a las normas, un plano y un ojo rojo, niña salvaje, rudimentaria, crea un vacío lleno y una frase inconexa que rebota en la pared blanca tuya.

Tus labios rojos dama, modelo efímero, como si todavía hiciera falta repetir los esquemas, sin duda, modelo efímero tu llanto llama, entonces conoces el nombre de a veces tan temibles una realidad convertida en imagen, la botella de champaña es destapada y un sonido anuncia corcho que vuela por el aire fresco, del festejo de la habitación que habitas, desde el cuadro, en la pared.

Amenaza de lo invisible, lo que trasunta, forma ilustrativa de una imagen imaginada de luna y misterio detrás de unos anteojos azules, una educación visual interpreta lo no interpretable del cuadro de “a veces…”, opresiva formalidad inherente al azul plata de la luna gris.

Crepúsculo fugaz, inocentes ilusiones, cae veloz bajo el horizonte de tus anteojos azules, mirada roja, una curva flota dulzura distante y una ciega ilusión de mujer temible que asusta a través del tiempo.

La cara angulosa, silueta, atisbo blanco ceniza, azul, máscara-escudo de cara humana. Un gesto duro, chapa, hierro, metal, unas curvas, surrealismo interior que florece en un equilibrio tenso de a veces tan temibles blanco, azul, rojo, entre la gracia y la amenaza.

No obstante tu gracia y complejas formas de percepción sentiente, sensaciones que buscan introspecciones en capas sucesivas de blanca arena de azul cielo y tus ojos conejo rojo. El pintor mira, te mira, el artista y la eminencia de la presencia, guerra de trincheras, bordes, disparos fugaces, un gesto que se filtra secreto, sobrenatural.

Hombre, mujer, bestia, arte, que quema fantasías como jinete que cabalga entre formas y colores, cenizas de historias, residuos de fantasía que te habitan, pintor de espejo expuesto al otro ser pintado, el ello, de ella figura, centro.

Una cierta inaccesibilidad aparente, cerrada máscara ufónica, enjaulada sin cerrojos ni ataduras solo presente barrera mujer pintor modelo dominadora, bajo el crepúsculo, encima del otro, corona de oro fuente de deseos trotamundo invisible que plasma tu cara de a veces y tu larga nariz de bordes azules, esplendores privados paso de ganso. Escapada del edén burgués, atelier de recortes de papel, una historia de borradores y un esfuerzo de abstracción, sin embargo sentirse traicionado ilusión de la luz mano del artista la vista y la imaginación, la idea y el don del color cromatismo fin, anémonas motivos reales, tronco gigantesco familia de artista, te desorienta y te mima querido lector.

Tu propia individualidad, nunca presente, para pensar infinidad de afinidades por que te veo ocupado y vas y vienes, en tu pensamiento de colores puros y verde limón, motivos reales que confieres a una pintura irreal que de pronto se mete en los engranajes de tu mente azul roja blanco ceniza, la pura congestión.

El jarrón azul detiene el torbellino desde una incomodidad palpable sobre la pared pintada de blanco en el taller del artista. Ella desconcierta con su mirada, espejo rococó, un poco gris una obra y una reflexión del artista, brillo de seda china transparencias y reflejos en el vidrio del taller de buenos aires, en el crepúsculo, con un motivo de CD en el fondo del silencio ornamentado por keith-jarrett, florecen en el recipiente, rosacarmines, amarillolilas, pomosnaranjas mandarinas y murmullos de un detrás de una obra que no calla.
------
Nota:
Ilustración:

Detalle parcial de la obra, “A veces tan temibles”
Pintura acrílica sobre tela 30x35cm.
Obra Pintada 2003, Obra escrita 2004.
Copyright Norberto Álvarez Debans

4 comentarios:

arianeCB/islote dijo...

Hay mucho,y sobre todo interesante,por leer y mirar en tu blog,. Me gustaron mucho dos de tus escritos, el de "la obra seleccionada del mes" y la de tu interpretación digital de "los jugadores de cartas".
Te voy a seguir !
Cordialmente, Ariane

Norberto dijo...

Hola Ariane, gracias por comunicarte! Es muy grato saberte seguidora de mi obra. De la misma forma, tu blog esta presente en los que sigo. Un cordial saludo, Norberto

Anónimo dijo...

Es impresionante la calidad de tus pinturas y textos.

Rocío L'Amar dijo...

he quedado maravillada con tu obra pictórica, ... también es una de mis pasiones, sin embargo me he quedado con la señorita personalidad, es decir, la poesía,

haré link desde la comunidad poética, la revista http://misspubis60.blogspot.com

te invito a leer mi poesía a
http://misspubis64.blogspot.com

besos desde Chile, Rocío