SEGUIDORES DEL BLOG

jueves, 25 de marzo de 2010

“Nunca toque el ala de la mariposa con un dedo”

La lectura de esta frase de Colette (*) me llevó a crear este breve texto para mi regreso al Blog.

Por Norberto Álvarez Debans

El toca el ala de la mariposa e inmediatamente después, es ver las yemas de los dedos del pinzado pintados, con un fino polvillo coloreado y disperso. Imagen sentida, angustia de haber dañado para siempre el frágil insecto, que volaba libre sus vuelos de mariposa en el aire del jardín. Sus colores y sutilezas, suspendidas en un vuelo lento, desmañado, a saltos entre las olas del viento. Una realidad de vuelo entre cielo, jardín y un aposentarse final.

Un arriba y un abajo, frente al hombre que observa sus alas y sus aleteos a través de la luz del sol, esperando que baje. Entonces es cuando la toma de sus alas, apretando los dedos para que no escape, para observar maravillado a esta pequeña vida geométrica, casi pop, animada por la naturaleza.

El la toca, sin pensar que la daña, su vuelo de fuga y alas rotas, se vuelve torpe. La mariposa cae arrinconándose entre las flores, se inclina levemente, muere…
---
(*) Sidonie Gabrielle Claudine Colette. “Collete” novelista francesa (1873-1954) Frase citada por la Revista Ñ, Nº 338, Columna Perlas Cultivadas, pág. 2, 20/03/2010.

4 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Bienvenido al mundo virtual amigo. Tú de regreso, y yo me tomo un tiempo para descansar, el cuerpo físico se enfrenta a nuestro vuelo, pero intentaré de vez en cuando éstas semanas, visitar a mis amigos más respetados y queridos.
Un abrazo para ti,- por cierto- buena elección la frase de Collete.

Pica Miel dijo...

bellisima como realmente textual o como metáfora.
Una alegrìa que estes de vuelta,espero la hayas pasado lindo, me gusta mucho leerte y ver tus pinturas aunque sean chiquititas en la web y no se puedan oler los oleos o acrilicos que usas!!!
cariños
picamiel

adn dijo...

Hola Pica Miel!
Gracias por visitarme. Me complace mucho saberte mi lectora y que te agrade ver las pinturas. Trabajo medidas chicas y grandes pero es cierto lo que expresas, parte del fenómeno es el olor de los cuadros, sobretodo el oleo, la trementinas, es magia. Cuando entro en el atelier, se que se trata de otra dimensión, si quiera el Blog pudiera reproducir eso, pero nos priva de sentidos.
Tus Blog son muy creativos y da gusto transitarlos. Cariños, Norberto.

adn dijo...

Taty, no estoy seguro si fué mi comentario recien efectuado, por la dudas te saludo nuevamente con mucho afecto. Gracias por tus palabras y espero lo estés pasando muy bien.
Cariños, Norberto.