SEGUIDORES DEL BLOG

sábado, 10 de octubre de 2009

CONECTADOS, en equilibrio y escondidos

Reflexiones:




SERIE DE DIBUJOS Y PINTURAS, “CONECTADOS”
Álvarez Debans

Conceptos:
Conectados. Continuidad. Seres unidos. Dasein. Esencia de uno en otro. Del objeto al ser, del ser al objeto, desde el aire, desde el agua, desde el fuego.

Durante la década del 90 estuve trabajando con el concepto, “humanos conectados”, entre sí o con un objeto. El, y los objetos simbólicos de la sociedad, de la naturaleza, del espacio. Desde el odio, desde el amor. Seres en si, puesto a seguir circunstancias, influencias, órdenes, comportarse ficcionados frente al otro o a los otros.
Contingencias posibles, algo que sea o no sea. Dudas sobre lo necesario y lo contingente, estar “conectado” a otros, esperar respuestas. Algunos títulos de estas obras evocan un sentido; ¿Quién soy yo? ¡Estoy inmerso! ¡Guerra! Algarabía de ser cada vez más uno mismo. ¿Y si no soy yo? Campaña de concientización. Hombre PC. Ascendentes. Expresiones y conexiones, historias, vacío, brutalidad, dolor, muerte.

¿Por que esta serie, Conectados? Porque ocurre así, de pronto, a la vuelta de la esquina, una imagen, una voz, un concepto, una lectura y se va sedimentando y entonces ahí esta la idea, incisiva. Allí todo; “lo visible y lo audible” volcar en obra física, lo audible. Temas; seres unidos, por la felicidad, por el bienestar o por el solo vivir “conectados” en redes sociales en el reino del Bit. Poesía, flores, color espacios físicos, virtuales, espacios tensos, un fondo, una figura, una forma o solo partes. Fragmentos contenidos en uno, junto al objeto que promete felicidad. Continuo de los iguales, de los opuestos, de todos, uniones y seguimientos, el suceder, el ser sucesivo, “conectados” entre otros, en el espacio, en lo lleno en lo vacío.

Como a muchos pintores-escritores ocurre, volver sobre algunos temas ya pensados, volver a desarrollar una obra más, tardía, repensada. Es curioso, como aparecen nuevas variaciones sobre un tema que básicamente se rige por el concepto que lo constituyó inicialmente, quizás a destiempo, pero esta ahí intacto. El todo persiste en un continuo que no desaparece, que a pesar de nosotros, se mantiene en conexión, en suspenso, en equilibrio y escondido, con un orden para no dejarnos vacíos, en la nada.

Obras: De arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.
Estamos ligados, Pintura Acrílica sobre tela, 31x38cm, Año 1990.
Influencias, Témpera sobre papel, 22x34cm, Año 1991.
Pilar y Cristina, Pintura Acrílica sobre tela, 48x38cm, año 1991.
Terapia de grupo, Pintura Acrílica sobre papel, 48x35cm, 1990.
Unidos en el espacio, Pintura Acrílica sobre tela, 54x58cm, 1990.
Mascaras y Dependencias, Pintura Acrílica sobre tela, 39x49cm, 1990.

9 comentarios:

Daniel Omar Stchigel dijo...

Maravillosa obra en la que la fusión entre dos, fuera y dentro de uno mismo -entre los múltiples que nos pueblan- se representa como vasos comunicantes o como dilusiones en las que la sustancia misma de los dos forman un entre-dos que no es unidad fusional sino rizoma, traslación molecular.
Daniel Stchigel

Liz Blanc dijo...

Hermosa obra... conexión con los otros, con nosotros (cincelados por la experiencia), con los objetos, espacio, tiempo... permanente, conexión...
Muchas gracias por tu generosidad, por la pasión en movimiento, la fuerza en tinta (aunque ésta sea virtual), por compartir la vida misma a través de tus creaciones...
Un abrazo, Liz.

Anónimo dijo...

Atrayente, dinámica, arrebatadora muestra de obras, que no puede dejar a ningún ser sensible, indiferente.
La maravillosa conexión que se genera entre el ser humano, sus congéneres, la naturaleza, sus raíces, con el espacio-tiempo, con el universo, con la vida-muerte es algo imposible de evitar.
He observado largo rato tus obras, y no puedo evitar mencionar a "Pilar y Cristina " y " Máscaras y Dependencias ", que fueron mis telas escogidas, en ambas encontré respuestas, en ambas pude percibir con claridad, la dicotomía, la bifurcación de los seres humanos, y sentir que la conexión aún asi, era persistente, elocuente. No existe luz sin sombra, no existe amor, si no tenemos donde hacerlo frutificar, no existe vida, sin el término físico. No existe soledad real, porque después de todo, siempre de alguna manera estamos conectados, con nuestro propio ser, o con el resto de la humanidad.
Saludos para ti
Tatiana
http://secuenciasdelalma.blogspot.com/

Roberto Marín dijo...

Muy buena esta serie "antigua", siempre los temas estan en uno y parece que después de dedicarle un tiempo hay que comenzar con otro pero no estaría mal volver y volver, porque ahi está la conección entre los muchos "uno mismo" y el resultado pictórico es como un film en el que nos vamos viendo después de varios estrenos, no?

Norberto dijo...

Hola Daniel!
Es muy valioso tu comentario, crece con él la visión original del artista, cuando visualiza esa traslación final que mencionás, la interacción entre dos que no es unión fusional, siguen siendo dos,
Gracias Daniel, es indudable que la obra finaliza cuando el espectador la percibe.
Gracias por tu visita y reflexión, Norberto.

Anónimo dijo...

Hola Liz, agradecido con tu visita y comentario. Siempre trato de volcar mis pensamientos, mis imágenes, mi obra, equivocadas o no, oportunas o inoportunas, siempre son auténticas, son transformaciones de mis pensamientos, es posible que alguien pueda reflexionar con ellas y le sirva.
Un abrazo, Norberto.

Norberto dijo...

Hola Tatiana!
Siempre tan grata brindando tus comentarios y amistad. Es cierto que al conectarnos con un otro, nos estamos descubriendo, conteniendo, ser uno para ser con el otro y sin embargo como dice Daniel, no somos el otro, quizás simbiontes pero cada uno conserva su ser. O como expresa Liz, "permanente conexión" y si,.. no podemos liberarnos estar enteramente en libertad de los otros, los necesitamos, nos necesitamos, nos extrañamos, aunque sea para saber que cada uno se conserva a si mismo y en la búsqueda de su ser se encuentra con el otro.
Bueno, tiendo a extenderme,..
Un abrazo a distancia!
Norberto.

adn dijo...

Hola Roberto!
Sabés que me ocurre rescatar una serie, que en realidad es un concepto al que se ha llegado en algun momento, con tanta fuerza como para pintar unos cuantos cuadros, como en este caso. Y sin embargo de pronto nace una necesidad de volver a pintar con esa idea, con ese concepto, con esos ejes, pero claro ya no es igual, es otro tiempo y somos nosotros, pero desde otra posición. A la brevedad voy a incluir algunos cuadros nuevos de ésta serie. Bueno, al final uno sigue con su dstino y esas repeticiones desde otro tiempo y lugar son solo eso unas repeticiones.
Gracias Roberto Martín por tu visita y valioso comentario.
Abrazo, Norberto.

natalia dijo...

muy buenas obras te felicito
segui asi
me gustaria que pasaras por mi blog aver que te parecen mis pinturas y dibujos
saludos